“Un trabajo de base bien planificado brinda el mayor potencial de mejora cuando optas por utilizar aceros avanzados de alta resistencia en nuevos productos”, afirma Claes Olsson, diseñador y especialista en resistencia a la fatiga de TechStrat AB, dedicado a día de hoy principalmente a la formación en el área de diseño y cálculo de resistencias. “SSAB ha hecho mucho por simplificar el uso de las calidades de acero modernas. He utilizado a menudo su manual sobre chapas de acero para obtener tanto información como ideas para mi trabajo. Y la nueva edición del manual es aún mejor que la anterior”.

Joachim Larsson, jefe de tecnología estructural del Knowledge Service Center de SSAB, en Borlänge, Suecia, indica que sus especialistas con frecuencia deben responder a preguntas sobre nuevos diseños planteadas por clientes que quieren emplear aceros avanzados de alta resistencia. “Estas preguntas se suelen centrar en asistirles en la interpretación de resultados de los análisis FE”, explica Larsson.

“Nuestra larga experiencia supone a menudo una gran ayuda en estos casos”.
Larsson coincide con Olsson en que reflexionar bien sobre un proyecto antes de iniciar su diseño y elaboración implica numerosas ventajas. “En algunas aplicaciones permite reducir el peso hasta en un 60%”, añade. “Y si el peso no supone un problema, puedes utilizar ese margen para mejorar el rendimiento del producto o reducir su coste”.