Cuanto mayor es el nivel de resistencia, mayores son las posibilidades de reducir el espesor y, por tanto, de ahorrar peso. Pueden conseguirse ahorros de hasta el 40%; si se trata de material grueso, las posibilidades de ahorro de peso son extremadamente significativas.

Los materiales de alta robustez también ofrecen más resistencia al desgaste, lo cual proporciona ventajas considerables en ciertas aplicaciones. Puede ser que un diseño exija más resistencia, en cuyo caso esto puede conseguirse sin añadir peso a la estructura.

Una concepción muy generalizada es que la conformabilidad disminuye a medida que aumenta el nivel de resistencia. No obstante, muchas calidades de acero de alta resistencia ofrecen altos niveles de conformabilidad, factor que debe tenerse en cuenta en los diseños.

El programa Uso de la reducción en el peso, contenido en esta página, puede mostrar ahorros de peso potenciales modernizando los diseños con calidades Domex. Aunque las calidades de mayor resistencia son más caras, su incremento en el coste queda compensado con creces con la menor cantidad de acero precisa en la aplicación. En consecuencia, la selección del material depende de una combinación de la resistencia precisa, los requisitos de conformabilidad y la determinación del coste total.